Los equipos “Elite”

Hace unos días escribí un artículo acerca de los elementos “Elite” y a partir de ese artículo hubo una polémica con algunos amigos ya que uno de ellos me comentó que el quería lograr ser un miembro “Elite” y que para ello estaba revisando sus áreas de oportunidad, para después trabajar de manera constante en ellas hasta lograr la excelencia.

Le comenté que ese camino no era necesariamente el mejor, ya quesu enfoque debía cambiar para lograr que sus áreas de oportunidad no fueran un obstáculo en su carrera profesional, en sus metas y en sus objetivos de largo plazo. Sin embargo en lo que sí debía trabajar para lograr aún más que la excelencia era en las áreas en donde realmente es bueno.

Además le conté un ejemplo que he visto y leído en muchas ocasiones y de diferentes maneras.

Las unidades especializadas de los SEALs de la marina de los Estados Unidos, son equipos de personas que han logrado desempeños extraordinarios en diferentes disciplinas, desde resistencia, supervivencia, tiro con diferentes armas, combate mano a mano con o sin armas, buceo, etc. Además de poder operar en cualquier ambiente: Mar, Aire y Tierra. Más sin embargo, y a pesar de que son personas que tienen un alto grado de competitividad y eficiencia, cada persona dentro del grupo tiene fortalezas únicas que los hace un valioso miembro para una unidad “Elite”.

Esto quiere decir que aunque todos son buenos en cuestiones generales dentro de su unidad, tienen alguna capacidad única que los hace indispensables como engrane dentro de su unidad. Por ejemplo, inserción en zonas hostiles, tiro con armas largas, expertos en explosivos, tiro en áreas cerradas, etc.

Las posiciones tácticas y estratégicas que tienen los hacen valiosos como parte de un equipo.

Ahora, con respecto a lo que menciona mi amigo es importante contar con habilidades en todas las áreas, pero lo más importante es hacer de nuestras fortalezas nuestra mejor “arma” y que se nos considere expertos en ella.

Sin embargo, para las otras áreas que no son nuestro fuerte, que no nos gustan o que simplemente por más que tratemos no lograremos ser los mejores, para ello están los equipos “Elite”.

Un equipo “Elite” es un grupo de personas que se complementan para poder lograr grandes metas aprovechando las fortalezas de cada miembro del equipo y asegurando que cada uno esté haciendo lo que le gusta y en lo que es mejor.

En una empresa familiar hace algunos años, mi Padre era el Director General y aunque era bueno en su trabajo, conocía las fortalezas y debilidades que tenía (eso creo). Lo que hizo, conociendo que no era experto ni el mejor en todo, fue contratar:

  1. Al mejor Gerente de Producción para llevar a cabo las operaciones de manufactura de los productos que hacían.
  2. Al mejor Gerente Financiero para asegurar que el dinero de la empresa no solo era utilizado inteligentemente, sino que se invertía para seguir creciendo a pasos acelerados.
  3. Al mejor Gerente de Ventas de equipo de bombeo para abrir distribuidores y oficinas en varios estados del país.
  4. Al mejor Gerente de Servicio Post-venta, para asegurar la continuidad de compra por parte de los clientes existentes.

El “dream team” que armó llevó a la empresa a ser una de las mejores en el país y hoy sigue siendo empresa líder en calidad y confianza, además de tener un crecimiento sostenido a lo largo de los años.

Siguiendo con la reflexión que hice a mi amigo, lo más importante es saber rodearte de gente que sea mejores que tú en diferentes áreas en donde tú no eres el mejor. Armar equipos de profesionales exitosos que juntos puedan aprovechar las fortalezas de cada uno y trabajar a un ritmo extraordinario hacia una meta como un equipo “Elite”.

También, no hace mucho mi hijo, que es fan de Harry Potter, me comentó que el personaje principal no era tan extraordinario ya que en caso todas las aventuras que tuvo a lo largo de los libros había tenido ayuda para salir con bien. Me quedé pensando y, en efecto, Harry Potter en los libros no fue el que tuvo el mejor desempeño en cada aventura que tuvo, más sin embargo, fue Harry Potter en practicamente todas y cada una de sus aventuras fue hacia los peligros y nunca dudó. A pesar de que sabía el riesgo que corría siempre fue hacia su objetivo, lo cual motivó a sus amigos a seguirlo, defenderlo, apoyarlo y usar sus fortalezas, conocimiento y magia para lograr el objetivo común.

Harry era miembro de un equipo “Elite” y sus amigos eran miembros “Elite”.

Ahora, es importante que sepas qué es lo que te hace único y donde están tus fortalezas. Después busca personas “Elite” que quieran perseguir los mismos objetivos y que como parte de ese equipo “Elite” no dejen de luchar hasta conseguirlo.

Gracias y hasta pronto.

Contactanos para hacer una cita

Contactanos para hacer una cita

Uno de nuestros asesores te contactará para hacer una cita

You have Successfully Subscribed!